domingo, 17 de noviembre de 2013

El estrés del sometimiento...



Desde mi punto de vista, acatar continuamente órdenes que no están alineadas con nuestros valores, o con nuestras ideas, es uno de los mayores generadores de estrés conocidos hasta el momento. La persona privada o profesional entra en actitud de aceptación por resignación, y coloca el interruptor en modo hostil. Realiza la tarea encomendada invirtiendo un tanto por ciento muy bajo de su verdadero potencial interno, y como se diría coloquialmente, "cubre el expediente". Entonces comienza una relación perversa entre el mandador y el mandado.

J. López



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade lo que creas conveniente, este blog se basa en la libertad, pero siempre con buenas formas