miércoles, 25 de abril de 2012

Solo lo que esté bajo tu control...

Concentra tus esfuerzos en todo lo que puedas controlar, el resto de cosas...déjaselas al azar...

J.López





martes, 24 de abril de 2012

Tú eres el resultado de ti mismo...

No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie porque fundamentalmente Tú has hecho tu vida.



Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar, corrigiéndote. El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error.

Nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer, las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o fortaleza de tu corazón.


No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte, enfrenta con valor y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos y la prueba que has de ganar.



No te amargues con tu propio fracaso ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño, recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar.

Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad, de tu fracaso. Si Tú has sido el ignorante, el irresponsable, Tú únicamente Tú, nadie pudo haberlo sido por ti.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente.

Aprende de los fuertes, de los audaces, imita a los valientes, a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo, ya que tus problemas sin alimento morirán.

 Aprende a nacer del dolor y a ser más grande, que es el más grande de los obstáculos. Mírate en el espejo de ti mismo.

Comienza a ser sincero contigo mismo, reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.

Recuerda que dentro de ti hay una fuerza que todo puede hacerlo, reconociéndote a ti mismo, mas libre y fuerte, y dejaras de ser un títere de las circunstancias, porque Tu mismo eres el destino y nadie puede sustituirte en la construcción de tu destino.

Levántate y mira por las montañas y respira la luz del amanecer.
Tu eres parte de la fuerza de la vida.
Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.


Amado Nervo







lunes, 23 de abril de 2012

La Victimitis...

Si te ves reflejado en este circulo: “me quejo, me quejo, me escuchan, doy pena y me ayudan”…estás contagiado de victimitis…una de las peores parálisis de esta sociedad…su cura es la responsabilidad.

J.López




viernes, 20 de abril de 2012

Si...

Si 

Si puedes conservar la cabeza cuando a tu alrededor
todos la pierden y te echan la culpa;
si puedes confiar en tí mismo cuando los demás dudan de tí,
pero al mismo tiempo tienes en cuenta su duda;
si puedes esperar y no cansarte de la espera,
o siendo engañado por los que te rodean, no pagar con mentiras,
o siendo odiado no dar cabida al odio,
y no obstante no parecer demasiado bueno, ni hablar con demasiada sabiduria...

Si puedes soñar y no dejar que los sueños te dominen;
si puedes pensar y no hacer de los pensamientos tu objetivo;
si puedes encontrarte con el triunfo y el fracaso (desastre)
y tratar a estos dos impostores de la misma manera;
si puedes soportar el escuchar la verdad que has dicho:
tergiversada por bribones para hacer una trampa para los necios,
o contemplar destrozadas las cosas a las que habías dedicado tu vida
y agacharte y reconstruirlas con las herramientas desgastadas...

Si puedes hacer un hato con todos tus triunfos
y arriesgarlo todo de una vez a una sola carta,
y perder, y comenzar de nuevo por el principio
y no dejar de escapar nunca una palabra sobre tu pérdida;
y si puedes obligar a tu corazón, a tus nervios y a tus músculos
a servirte en tu camino mucho después de que hayan perdido su fuerza,
excepto La Voluntad que les dice "!Continuad!".

Si puedes hablar con la multitud y perseverar en la virtud
o caminar entre Reyes y no cambiar tu manera de ser;
si ni los enemigos ni los buenos amigos pueden dañarte,
si todos los hombres cuentan contigo pero ninguno demasiado;
si puedes emplear el inexorable minuto
recorriendo una distancia que valga los sesenta segundos
tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,
y lo que es más, serás un hombre, hijo mío.

 
Rudyard Kipling


martes, 17 de abril de 2012

Los jovenes de hoy...

Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros...Sócrates 470 ac - 399 ac...

Sócrates




No desistir...

Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir, cuando ofrezca tú camino solo cuestas que subir, cuando tengas poco haber pero mucho que pagar, y precises sonreír aun teniendo que llorar, cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya sufrir, descansar acaso debes ¡pero nunca desistir!

Rudyard Kipling


Querer, saber, poder...

Hay tres aspectos fundamentales que uno tiene que tener en cuenta a la hora de llevar a cabo una empresa: El Querer, El Saber, y El Poder...si al querer reunirlos, falta uno de ellos...tu empresa debe esperar...

J.López




Los realistas...

Los positivos llaman a los realistas negativos, los negativos llaman a los positivos valientes, los realistas...continúan su camino...

J.López




martes, 10 de abril de 2012

El poder de las preguntas...

Las preguntas poderosas que nunca te han hecho...hacen que pienses en cosas que nunca pensaste...y esto hace que tu perspectiva sobre las cosas, cambie de forma radical...

J.López




Para tomar conciencia...

Muchas veces, las personas hacemos cosas mal durante toda nuestra vida y no las cambiamos. Lo mejor de todo, es que hay personas que lo ven, y nos lo dicen continuamente...pero no nos los muestran...llega un día, en que te miras en un espejo, y ves qué es lo que estás haciendo mal...entonces tomas conciencia y lo corriges...corriges eso que todo el mundo te avisó, pero que nunca te mostró...

J.López


domingo, 8 de abril de 2012

Los deseos

Si  quieres que tus deseos se cumplan, preocúpate de que éstos, sean cosas que dependan de tu piel hacia dentro.

J.López